Como prepararla – Receta

Ingredientes

  • 35 gramos de hojas de abedul
  • Agua

Elaboración paso a paso

  • Calentar agua.
  • Al punto de ebullición, añadir una o dos cucharaditas pequeñas de hojas o 35 gramos.
  • Apagar el fuego
  • Tapar y dejar reposar unos minutos.
  • Sirve y bebe. Se puede agregar bicarbonato de sodio para que tenga mayor efectividad la infusión.

La ingesta puede ser hasta dos o tres tazas diarias.

¿Para que sirve? Usos y propiedades.

El abedul tiene como nombre científico «Betula alba» y es una planta diurética por excelencia, por lo que tiene capacidad para estimular la eliminación de líquidos sin resultar irritante para el organismo.

Es muy útil para tratar diversas enfermedades relacionadas con los riñones, ayuda a disolver piedras en el riñón, también para la cistitis, inflamaciones en los riñones (nefritis) e infecciones urinarias, cálculos renales, entre otros. Además, por sus propiedades hipocolesterolemiantes e hipolipemiantes, es un adelgazante natural. Sirve para personas con niveles altos de colesterol y favorece la eliminación de lípidos.

También es un excelente aliado para combatir la celulitis, ya que contribuye a disolver los nódulos de grasa.

Tiene propiedades febrífugas, antibacterianas, antiinflamatorias, antirreumáticas, antiespasmódicas, antirreumáticas y antiinflamatorias. Debido a todas ellas, el abedul resulta ser un excelente tratamiento para las diarreas, para la gota, para enfermedades reumáticas y dolores musculares producto de golpes o agotamiento físico. También, se lo utiliza para disminuir los malestares ocasionados por los cólicos estomacales. Asimismo, permite tratar heridas en la piel y en la boca y favorece la cicatrización.

Por último, estas infusiones son muy útiles para tratar manchas y granos en la piel, acné.

¿Es recomendable para bajar de peso?

El abedul en té o infusión permite bajar de peso naturalmente y sin tanto esfuerzo.

Esta planta contiene flavonoides, más precisamente miricitrina, sustancia que aumenta la diurésis, reduce la retención de líquidos e incrementa la depuración del organismo y la regulación renal.
Además, posee propiedades coleréticas que ayudan favorablemente a la digestión de las grasas y disminuye su absorción a nivel intestinal.
En consecuencia, el abedul es propicio para varias enfermedades que requieren de un incremento en la eliminación de líquidos, ya sea por orina o sudor, y para los casos de sobrepreso.

Si se desea acompañar a una dieta con esta hierba, se aconseja beberla una vez que está tibia y, si deseas aumentar su efectividad, se recomienda agregar una pizca de bicarbonato de sodio. Esta preparación se sugiere beberla hasta 3 tazas al día.

Contraindicaciones

Esta planta y la aplicación externa del aceite esencial de la misma, presenta toxicidad y contraindicaciones. Externamente el aceite esencial de abedul es muy rico en salicilato de metilo, sustancia tóxica que puede inducir a la muerte con dosis de tan sólo 10 ml. Por lo que, en dosis altas, no es recomendable su ingesta y ni su aplicación externa.

Se desaconseja su uso para las mujeres embarazas o en estado de la lactancia. Tampoco debe tomarse para el tratamiento de enfermedades cardíacas o renales, ni mucho menos, sin control de un especialista.

Write A Comment