Esta planta es conocida por diversos nombres dependiendo de la región en la que se encuentre.

La alcachofa es una planta herbácea, del genero cynara, de la familia Asterácea; su principal origen data del mediterráneo occidental; es cultivada desde la antigüedad y  se la considera un vegetal de invierno.

Si bien existen unas cuantiosas variedades de este espécimen  las más destacadas se clasifican teniendo en cuenta  la altura, color de las hojas, tipo de inflorescencia, productividad y precocidad.

Distinguiéndose variedades blancas, de color verde claro y variedades violetas.

Cómo prepararla – Receta paso a paso

Necesitamos:

  • 1 litro de agua
  • 10 hojas de alcachofa

Preparación:

  1. Ponemos el agua al fuego.
  2. Una vez ésta hierva, se le debe agregar las hojas.
  3. Dejar reposar por 10 a 15 minutos y luego servir.

Cabe destacar que su sabor es muy amargo, por lo que se puede agregar unas gotas de miel para quienes consideren no ser capaces de consumirlo puro.

Propiedades

Es digestivo, ideal para tratar problemas de ácido úrico, reuma y cálculos en la vesícula biliar.

Es diurético. Combate el colesterol y triglicéridos elevados, por lo que es útil en el tratamiento de la presión arterial elevada.

Regula el estreñimiento, las diarreas y otros síntomas de tránsito lento gracias a su alto contenido de fibra. Mejora el sistema digestivo, elimina la acidez y los cólicos.

Es ideal para incluir en una dieta balanceada debido a las vitaminas y  minerales que ofrece al organismo para que pueda realizar sus funciones básicas ya que combate diversos problemas antes mencionadas, ayudando así al cuerpo a combatir con los males ocasionados por la mala alimentación y excesos de comidas de poco valor nutricional.

Se recomienda su consumo para evitar ciertos tipos de cáncer.

¿Es buena para bajar de peso?

Es bueno para bajar de peso, debido a que es un vegetal de muy bajas calorías,  es capaz de absorber el agua excedente en el cuerpo y otorga la sensación de saciedad. A más de mencionar que contribuye con el proceso de sintetizar la grasa no utilizada en el cuerpo y estimular la función hepática para la eliminación de éstos.

Para una acción eficaz debe de estar acompañado de ejercicios.

Contraindicaciones para su consumo

Debe tenerse cuidado en personas que tienden a ser bastante alérgicas, ya que se han encontrado casos de personas que presentado cuadros alérgicos internos y externos al consumir ésta infusión.

Se puede presentar hinchazón de en el abdomen por acumulación de gases.

No se recomienda su uso en personas que padezcan de problemas renales.

Las personas que padezcan de piedras o cálculos en la vesícula, deben abstenerse a consumirla pues ésta estimula en demasía la vesícula.

Mujeres embarazadas pueden consumir con normalidad, sin embargo, deben consumir unas dosis moderadas, pues no hay estudios que demuestren efectos sobre los fetos.

Las mujeres que se encuentren en periodo de lactancia deben abstenerse a consumir éste té, pues puede otorgar un sabor amargo y desagradable a la leche materna.

Write A Comment