infusiones para la ansiedadLa ansiedad está en la mayoría de las personas, pues es un sentimiento normal de temor ante situaciones difíciles, extrañas o amenazantes. De por sí no es mala porque alerta y motiva para hacer frente a los peligros, pero pasa a ser un problema cuando los episodios de ansiedad son frecuentes, intensos y limitan a la persona en su día a día.

Siempre hay que buscarle soluciones a los problemas, y una de ellas es controlar y calmar los ataques de ansiedad por medio de infusiones naturales que brindan un cierto estado de tranquilidad y relajación. Sin embargo, es importante señalar que las infusiones contra la ansiedad no deberían sustituir el tratamiento médico, tan solo son un complemento ¡Y bajo prescripción médica!

Esto es lo que vamos a ver:

Pasiflora

La pasiflora, por naturaleza, incide directamente en el sistema nervioso y relaja los músculos gracias a la crisina, que es un desestresante natural. Esta infusión es una excelente opción para atenuar los nervios y todos los dolores que se desprenden de este estado, como por ejemplo el dolor en la cervical. Además, la pasiflora induce el sueño.

Se recomienda ingerir entre dos o tres tazas al día de esta infusión. Solo deberá colocar las hojas en agua hirviendo durante cinco minutos, dejar que se repose, colar y beber dos tazas al día, o cuando sienta ataques fuertes de ansiedad.

Ginseng

De acuerdo a la medicina tradicional china, el ginseng equilibra el yin y el yang dentro del organismo. Una infusión de ginseng, por su efecto sedante, hace que el estrés desaparezca, y si esto sucede, los niveles de ansiedad disminuirán considerablemente.

El ginseng también estimula a las personas con un cuadro de depresión, tristeza y fatiga crónica.

Hierbaluisa

Una de las principales propiedades de hierbaluisa es que relaja el cuerpo, combatiendo los problemas relacionados con el estrés, los nervios, la ansiedad y el insomnio. Algunas personas suelen consumirla porque posee propiedades digestivas, elimina gases intestinales y alivia los cólicos.

Las hojas frescas de hierbaluisa se usan para condimentar platillos o aderezar zumos y limonadas, en cambio las hojas secas son perfectas para preparar una infusión, a la que también se le puede echar valeriana, manzanilla o menta poleo para mejores efectos.

Valeriana

La valeriana es magnífica para tratar diversos trastornos nerviosos como el estrés, el insomnio y las palpitaciones; todos ellos generan brutales ataques de ansiedad.

Aunque su sabor  es un poco desagradable (se puede curar con un chorrito de miel), muchas personas optan por las infusiones de valeriana para relajarse porque sus flores tienen efectos tranquilizantes que reducen el estrés, hacen conciliar el sueño y promueven al descanso placentero.

En primer lugar, toda infusión debe empezar a tomarse con precaución, por lo menos una vez al día, y aumentar su ingesta hasta que tenga bien claro cómo actúa en su cuerpo. Tome las hojas de valeriana, échelas en agua hirviendo por cinco minutos y una vez que se repose, sírvase una taza.

Tila

La tila es una de las mejores infusiones para calmar la ansiedad, combatir el nerviosismo y reducir la taquicardia, gracias a sus innumerables propiedades.

Una infusión de tila ayuda a las personas a dormir bien y a estar más tranquilas. Si no le gusta mucho su sabor, no se preocupe, puede preparar la infusión con una cucharada de tila, o también, puede agregarle estas otras hierbas: valeriana, manzanilla o hierbaluisa.

Para prevenir un ataque de ansiedad, es esencial  adoptar un nuevo estilo de vida más saludable, hacer ejercicio físico de forma regular y disminuir el consumo de estupefacientes y sustancias que la pueden generar como la cafeína, teína, éxtasis, anfetaminas o el LSD.

Write A Comment