Esta especia  es famosa por su gran poder aromático, de ahí que tienda a ser común y habitualmente utilizada en la cocina, ya que aporta aroma a la comida.

Pero también tiene una amplia acción medicinal y farmacológica con propiedades  antimicrobianas, carminativas, expectorantes, antiinflamatorias, estimulantes y antieméticas; como se ve, es una especie muy poderosa. Medicinalmente se utilizan, principalmente, sus flores secas, cuya recolección se puede llevar a cabo en cualquier momento del año.

Ingredientes y Receta Paso a Paso

Una de las formas de utilizar el clavo es en infusiones, para lo que se necesita:

  • 1 a 2 cucharaditas de clavo (aprox. 10 clavos)
  • 1 taza de agua

Y se debe seguir el siguiente procedimiento:

  1. Ponga en un recipiente el equivalente a una taza de agua y hágala hervir.
  2. Cuando hierva,  añada el clavo y deje hirviéndolo por  3 minutos.
  3. Pasado este tiempo, apague el fuego, tape y deja en reposo 2 minutos.
  4. Finalmente,  cuelelo y bebalo.

Propiedades

Uno de los usos medicinales mas antiguos se encuentra en China donde era utilizado contra el mal aliento.

Pero tiene otras propiedades: por su poder estimulante el clavo estimula el sistema digestivo, pudiendo ayudar a abrir el apetito.

Medicinalmente, es un remedio útil en caso de náuseas y vómitos. Es útil, también, para calmar los gases y flatulencias, si se toma la infusión brevemente después de haber comido.

También sirve para gripes y resfriados, así como en bronquitis; es un buen antiinflamatorio y expectorante.

Como es rico en eugenol, anticoagulante, es ideal para los enfermos cardiovasculares. Se lo usa en odontología para el  arreglo de caries o conductos.

También ayuda a reducir el nivel de azúcar en sangre y puede usarse como antiinflamatorio o antibiótico.

En cuánto a sus valores nutricionales, nos ofrece vitamina V, manganeso, vitamina K, magnesio, calcio, potasio y ácidos grasos Omega 3.

Otros usos son: reducir el pie de atleta y los hongos de los pies, aliviar la diarrea, curar infecciones graves (parásitos intestinales, tuberculosis, cólera y malaria), aliviar el dolor de cabeza y estimular la circulación.

Desde un punto de vista externo, puede ser utilizado como tratamiento para heridas pequeñas, gracias a que se convierte en un buen antiséptico local, sumamente potente, pero hay que evitar su utilización sobre la piel prolongadamente, ya que puede producir llagas, dermatitis o quemaduras.

Algunos autores le atribuyen propiedades afrodisíacas al disminuir, dicen, la eyaculación precoz. Pero lo cierto es que esto no está aun debidamente probado científicamente.

Contraindicaciones

Como en otras plantas medicinales, en dosis terapéuticas y sin un consumo excesivo no presenta problemas.

Pero si se lo consume en dosis elevadas puede resultar neurotóxico, afectando al sistema nervioso y causar graves dolores de estómago, por lo que recomienda sumo cuidado.

Está contraindicado para mujeres embarazadas o lactantes y niños menores de 6 años  y en  personas con enfermedad de Crohn, síndrome del intestino irritable, gastritis nerviosa, enfermedades del hígado, epilepsia, alergia respiratoria, úlcera gastroduodenal, Parkinson y otras enfermedades neurológicas.

Write A Comment