La cúrcuma (Curcuma longa) es una hierba nativa del sureste de la India, llega a alcanzar hasta un metro de altura; su tallo subterráneo (no confundir con raíz) llamado rizoma, es cilíndrico de color amarillo intenso o naranja y es muy apreciado por sus cualidades aromáticas .

Al moler el rizoma, se utiliza como especia y colorante en la cocina tradicional asiática; pero también tiene una gran importancia dentro de la medicina natural.

Cómo hacer una infusión de cúrcuma (receta)

Debido a que los curcuminoides (sustancias activas de la cúrcuma) son liposolubles, es decir solubles en aceite, no en agua, la mejor manera de ingerirla  es en polvo, como condimento de alimentos, añadiendo un poco de aceite, para consumir la mayor cantidad de principios.

Para preparar la infusión, solo es necesario poner a hervir agua, con una cucharada de aceite virgen (de oliva preferentemente) y al llegar al punto de ebullición, agregar media cucharada de cúrcuma en polvo por cada taza de agua, una pizca de pimienta negra, retirar del fuego y dejar reposar durante la noche.

Es necesario filtrar el preparado con ayuda de una tela y beberlo en varias tomas durante el siguiente día.

Propiedades

La cúrcuma es un excelente protector del hígado, ya que además de contener una gran cantidad de hepatoprotectores, sus propiedades antioxidantes son capaces de procesar gran cantidad de radicales libres.

Se ha comprobado también que la cúrcuma es un gran aliado en contra de los cálculos biliares, ya que sus propiedades colagogas, ayudan al vaciado y drenaje de la vesícula biliar. Estos efectos mejoran la digestión, principalmente de las grasas.

Sus propiedades digestivas hacen de la cúrcuma un gran antiácido natural y ayuda a evitar las flatulencias.

Al ser un excelente antiinflamatorio, es muy utilizada por pacientes con artritis, síndrome del túnel carpiano, dolor menstrual colon irritable colitis y muchos otros; sin presentar las contraindicaciones de los medicamentos más comunes para éstos padecimientos.

Algunos estudios proponen que la cúrcuma tiene propiedades para evitar el deterioro del corazón, por lo cual se utiliza como coadyuvante en padecimientos cardiacos. Como se mencionó antes, es excelente contra las grasas, por lo que también es muy usado para reducir el colesterol y los triglicéridos.

Debido a la acción antiinflamatoria de los curcuminoides, es usada en tratamientos naturales contra el asma y la bronquitis.

La cúrcuma tiene componentes que estimulan el sistema nervioso, por lo que se ha utilizado durante siglos en la medicina oriental para tratar la depresión, trastornos afectivos y consecuencias de estrés severo; ya que aumenta los niveles de serotonina e inhibe la enzima monoaminooxidasa A.

 Contraindicaciones

Aunque no se tiene documentados casos de efectos secundarios, o se hayan demostrado efectos tóxicos, se cree que puede interferir los efectos de los medicamentos anticoagulantes; por lo cual, es muy recomendable consultar con su médico si se toman fármacos para las várices, enfermedades cardiacas o mala circulación.

Write A Comment