Bajo el nombre de frutos rojos, se engloban  las frutillas, cerezas, grosellas, granadas, moras, frambuesas y, algunos, incluyen los arándanos.

Estos frutos tienen grandes propiedades medicinales de todo tipo. Son ricas en vitaminas B, C, E y K. Su consumo ayuda a reducir las infecciones urinarias por su poder diurético, mejora la funcionalidad de los vasos sanguíneos, retrasa o disminuye los efectos de la artritis, fortalece la memoria (en especial el arándano). También ayudan a reducir el colesterol.

Se recomienda consumir ya sea en infusión, en ensaladas o, simplemente, frescas, el equivalente a una taza grande de frutos ya sea solamente compuesta de frutos o mezcladas con cereales o, asimismo, en jugos.

El inconveniente de estos frutos es que se dan en una muy reducida época del año y no todos en el misma época por lo que, a veces, su consumición puede llegar a ser bastante costosa y,en ocasiones, hasta muy difícil.

Ingredientes y receta paso a paso

Una infusión de frutos rojos es fácil de preparar. Si bien no hay un patrón definido, una posible receta puede incluir.

  • 1 cucharada de frutillas partidas en 4
  • 1 cereza picada o cubeteada
  • 1 cucharada de té de Agraz (fresco)
  • 2 moras partidas por la mitad
  • 1 ciruela picada o cubeteada.
  • 1 hoja de menta

Una vez obtenidos estos ingredientes, poner al fuego el equivalente de una taza en agua hasta que hierva, retirarla del fuego y agregar las frutas y la menta.

Dejar reposar por 2 o 3 minutos y, si lo prefiere, endulzar, aunque esto último no es muy necesario.

Propiedades

Comer frutas altamente coloreadas como los frutos rojos, pueden mejorar notablemente la salud. Disponen de una gran cantidad de flavonides, grandes antoxidantes .

Una curiosidad, cuanto más intenso sea el color del fruto, mayor será su valor nutricional. Así pues, cuando vea un fruto de color rojo intenso, sabrá que posee una alta intensidad de antioxidantes, como las antocianos.

Gracias a su alta composición en atioxidantes, los frutos rojos ayudan a reducir el colesterol, cuidar de la salud cardiovascular y en especial, luchar contra los radicales libres, esos elementos que propician el envejecimiento celular y que hacen al humano débil frente a posibles incidencias del cáncer.

Sus componentes básicos a base de antocianos han demostrado ser muy activos frente enfermedades cardiovasculares, o por ejemplo el Alzheimer o la diabetes.

Los frutos rojos también son muy adecuados para tratar la artritis, y bajar la inflamación.

Contraindicaciones

Los frutos rojos no tienen más contraindicaciones que la de ingerirlos en cantidades adecuadas y o moderadas ya que, por sus cualidades contra el estreñimiento, pueden llegar a producir diarreas si se los consume en exceso.

En el particular caso de las frutillas, debe tenerse la única precaución de que estén maduras pero no pasadas ya que una frutilla pasada de madura puede llegar a tener un cierto grado de toxicidad en algunas personas.

Por lo demás, los frutos rojos no poseen más indicaciones ni precauciones que las de lavarlas al consumirlas.

Write A Comment