infusion de hibiscoIngredientes

  • 1 vaso de agua
  • Una cucharada de flores de hibisco secas

Preparación

  1. Pon un cazo de agua al fuego
  2. Cuando rompa a hervir, añade las flores de hibisco
  3. Tapa el cazo
  4. Deja reposar durante 5 minutos
  5. Apaga el fuego
  6. Cuela el contenido
  7. Sirve y ¡disfruta!
  8. Puedes endulzar con miel, azúcar moreno o limón

Propiedades

El hibisco es una planta tropical de origen Sudamericano que presenta múltiples efectos beneficiosos para la salud de nuestro organismo. Los principales son:

Propiedad digestiva y diurética. El hibisco facilita el proceso de digestión evitando la retención de líquidos y favoreciendo la pérdida de peso.

Propiedad antioxidante. Esta planta retarda el envejecimiento celular y con ello, la formación de tumores malignos.

Propiedad antibacteriana. El hibisco protege al organismo frente a la aparición de bacterias infecciosas, evitando así la aparición de gripes y resfriados.

Propiedades cutáneas. Los hibiscos ayudan a curar todo tipo de afecciones de la piel como heridas, cortes, quemaduras…  además de protegerla e hidratarla correctamente. Para disfrutar de sus beneficios sobre la piel, deberás aplicar la infusión directamente sobre las áreas afectadas utilizando una gasa o un algodón seco.

Propiedades relajantes. Esta planta posee un efecto calmante que ayuda a relajar y destensar los músculos. Resulta efectivo para combatir los síntomas de la ansiedad y los trastornos del sueño como el insomnio. Así que antes de tomar cualquier fármaco, ¡prueba con un remedio totalmente natural!

Contraindicaciones y efectos secundarios

A pesar de contar con multitud de efectos positivos, el consumo de la planta de hibisco no es aconsejable en determinadas circunstancias.

Se halla contraindicado en:

Mujeres embarazadas o en fase lactante. El hibisco puede inducir al aborto espontáneo ya que se trata de una infusión de carácter abortivo.

Bebés y niños pequeños.

Personas diabéticas. El hibisco puede provocar subidas de azúcar en la sangre, de modo que no se recomienda en personas que ya poseen un alto contenido de glucosa en su organismo.

Personas alérgicas a alguno de los componentes de la planta. Pueden sufrir reacciones alérgicas como erupciones en la piel o dermatitis por contacto directo.

 

Por otro lado, se recomienda precaución en los siguientes casos:

Personas hipotensas (presión arterial baja) o hipertensas (presión arterial alta).

-Personas que tienen el colesterol alto.

-Personas que padecen problemas digestivos.

-Personas que sufren alteraciones nerviosas como ansiedad, depresión o insomnio.

Ojo:

Existen más de 200 especies de la planta del hibisco y algunas de ellas han resultado ser tóxicas. Por esta razón, es necesario distinguir entre las plantas aptas para el consumo de las nocivas. Sin embargo, el hibisco es una planta segura en muchos casos siempre y cuando se consuma de manera moderada.

¿Sirve para reducir la presión arterial?

El hibisco es un potente antihipertensivo, lo que significa que es capaz de disminuir notablemente la presión arterial alta ya que resulta efectivo en la eliminación de líquidos corporales.

¿Y para el cabello?

La planta de hibisco es capaz de retardar la caída de cabello previniendo la calvicie por sus efectos fortalecedores sobre el cuero cabelludo.

Write A Comment