Siempre es buena idea tomar una infusión caliente antes de irte a la cama para que el cuerpo se repare de manera más efectiva mientras duermes, además de que algunas de estas pueden mejorar en la conciliación del sueño, la energía y la digestión.

El jengibre al igual que el limón son famosos por sus efectos rápidos y efectivos, pero ¿qué pasa cuando unes estos dos milagrosos componentes en un infusión antes de acostarte? Aquí te lo diremos.

Cuando haces una infusión de jengibre esperas que tenga resultados desinflamatorios y digestivos, este té tiene una propiedad de subir la temperatura corporal a través de los procesos metabólicos que se ven beneficiados, el jengibre es la mejor opción para personas con trastornos del tracto digestivo que quieren combatirlos de manera natural y así aliviar y facilitar el funcionamiento del intestino, estómago, hígado y colon.

El limón es conocido por tener propiedades de desintoxicación y eliminación de grasa, ya que contiene casi todas las vitaminas del complejo, vitamina C y P.  Además, tiene minerales como el potasio, magnesio, calcio, fósforo, sodio, hierro y flúor, abundante agua y fibra, por lo que es aliado inigualable de la digestión aliviando la pesadez, las flatulencias y el reflujo.

Para hacer una infusión efectiva de estos dos ingredientes con grandes efectos curativos sólo necesitarás:

  • 1 rebanada de jengibre
  • Medio limón
  • 1 taza de agua o un litro si deseas conservar la infusión por más tiempo.

Deberás:

  • Hervir el agua y agregar el jengibre y el jugo del limón.
  • Dejarlo reposar 10 a 15 minutos.
  • Consumirlo antes de dormir al menos tres veces por semana.

Luego de comenzar a consumir la infusión podrás notar grandes cambios en tu cuerpo y en la manera que reacciona ante tu alimentación y tu rutina.

Recuerda siempre que estos remedios naturales deben acompañarse con una dieta saludable, llena de frutas, vegetales y proteína, además de fuentes de fibra que faciliten la expulsión de las toxinas, te recomendamos tomar dos litros de agua al día y no descuidar tu horario de sueño y descanso. Además de una agenda de ejercicio o actividad física que te permitan mantenerte activo durante el día.

Write A Comment