La camomila (Chamaemelum nobile), o la manzanilla común, perteneciente a la familia de las asteráceas, proviene de Europa Occidental y se puede encontrar en países como: Grecia, España y Portugal; sin embargo, se ha extendido su existencia en Estados Unidos y Colombia.

infusion de manzanilla con anisLa infusión de manzanilla con un toque de anís es lo mejor para tomar después de las comidas, ya que ayuda en el sistema digestivo.

Propiedades

La manzanilla y el anís proporcionan una gran cantidad de propiedades para lograr una vida completamente saludable.

🍏 Una de sus características favorables es que no produce sueño gracias a su baja cantidad en gramo. Además, tiene propiedades antidiarreicas, por lo que si tienes mala digestión y muchas ganas de ir al baño la infusión de manzanilla con anís te será de gran ayuda en neutralizar los fastidiosos síntomas.

🍏 ¡También tiene propiedades antiespasmódicas! Así como lo lees, esta maravillosa infusión te ayuda a relajar todos esos músculos lisos, como los intestinos y el estómago. Puedes preparar y tomar esta infusión las veces que tú quieras al día, hasta 5 veces si así lo prefieres.

🍏 El anís es un milagro para nosotros traído por la naturaleza; este fruto tiene propiedades estimulantes y diuréticas que ayudan a reducir la retención de líquidos y toxinas. Por otro lado, tiene propiedades carminativas que reduce la hinchazón abdominal expulsando los gases retenidos en el aparato digestivo.

🍏 La infusión de manzanilla con anís incluso tiene propiedades anti fúngicas, antinflamatoria, cicatrizante, ansiolítica, antimicrobiana, expectorante, descongestionante, antirreumático, relajante, antialérgica, antihistamínica, antipirética, emenagoga, colagoga, anticancerígena, antiséptica, antiepiléptico y sirve como purgante.

🍏 La manzanilla y el anís ayudan con el asma, las náuseas, la bronquitis y con la producción de leche materna en las mujeres. También activa la circulación de la sangre, trata los dolores menstruales, facilita la respiración, aumenta el deseo sexual y abre el apetito.

Si te interesa, también tenemos un artículo con las propiedades y preparación de ambos ingredientes por separado. Este es el de la infusión de manzanilla, y por otro lado tienes el de la infusión de anís.

Cómo preparar la manzanilla con anís

La preparación del té de manzanilla con anís es sumamente fácil y rápido. Esta infusión es esencial para aquellas personas que sufren de gases, por lo si eres una de estas personas este té te servirá grandemente así que sigue las instrucciones.

Ingredientes:

  • Un litro de agua.
  • Una cucharada y media de flores de manzanilla.
  • Una cucharada y media de anís estrellado.
  • Endulzante (si así lo prefiere).

Preparación:

Coloca en una cacerola el litro de agua, luego pon a calentar el agua hasta que rompa el hervor una vez que se rompa el hervor apaga el fuego. Agrega la manzanilla con el anís en el agua caliente y deja reposar la mezcla de 5 a 10 minutos.

Luego se pasados los minutos cuela la mezcla y viértela en una taza. Si lo deseas puedes endulzarla con stevia, azúcar de caña, miel o el endulzante que prefieras. Sin embargo, es recomendable tomar esta infusión sin ningún tipo de endulzante ya que de esta forma los beneficios se notarán con más rapidez.

Puedes tomar esta infusión antes o después de la comida.

Write A Comment