Es una planta aromática medicinal con un agradable sabor y propiedades sedantes, digestivas, antivirales y cicatrizantes, entre otras.

También se la conoce como toronjil u hoja de limón, por su perfume. Pertenece a la familia de las lamiáceas, y es una hierba de hoja perenne.

Originaria de la costa mediterránea, actualmente se cultiva en regiones distintas de Europa, allí donde el clima es templado. También es una hierba silvestre.

El toronjil florece en verano y pierde sus ramas en la estación invernal.

Ingredientes y Receta paso a paso

La melisa puede prepararse con sus hojas y/o sus flores. Hay bolsitas ya preparadas con dicha mezcla.

Ante todo, para preparar una infusión de melisa, debe contar con los ingredientes básicos: dos cucharaditas de melisa (aprox. Entre 4 y 5 grs.) y una taza de agua (unos 250 cc).

  1. Poner el equivalente de agua de una taza en un recipiente y hacerla hervir.
  2. Cuando empiece a hervir, agregar las cucharaditas de melisa y dejarlo en el fuego durante 3 minutos.
  3. Pasado este tiempo, apagar el fuego y dejarlo reposar otros 3 minutos más.
  4. Finalmente, colar y beber al gusto.

Para uso externo, la melisa puede prepararse también en tinturas, comprimidos, extractos (para compresas), etc.

Propiedades

Su principal uso es como tranquilizante, ya que es uno de los mejores remedios naturales contra los problemas nerviosos o de ansiedad personal.

También se utiliza como adelgazante, ya que contribuye a disminuir el apetito por ansiedad. Es muy utilizada en el tratamiento de la bulimia y anorexia.

Asimismo, por sus mismas propiedades relajantes, la melisa ayuda a aliviar el reflejo que los problemas nerviosos tienen en el organismo como ser insomnio, malas digestiones, vómitos, taquicardias, efectos quimioterapéuticos y también tiene amplio uso como analgésico.

Usada externamente, tiene un amplio espectro antibiótico para la cura de problemas de piel, picaduras de insectos, cuidado del cutis, mal aliento, etc.

Contraindicaciones

Como contraindicaciones, la melisa no debe utilizarse en embarazadas debido a que algunos de sus componentes pueden producir malformaciones en el feto.

Otros grupos de riesgo, lo forman las personas que estén en tratamientos psiquiátricos, las que estén siguiendo un proceso de cura del alcoholismo, personas con problemas de tiroides y personas que por su actividad necesiten un gran nivel de atención y concentración como, por ejemplo, un chofer, debido a sus efectos sedantes.

También se debe de incluir a las personas con problemas de ansiedad y estrés que estén tomando algún medicamento de tipo químico.

Como toda hierba medicinal, si se utiliza en las dosis adecuadas, la melisa no es tóxica. Sin embargo, si se va a utilizar en emulsiones o aceites, éstos sí son muy tóxicos por lo que deben de utilizarse muy diluidos.

Como efectos secundarios, por dosis muy altas y/o inadecuadas, pueden producirse: cefaleas, confusión, irritabilidad, falta de agilidad mental, nerviosismo.

Utilizada en aceites, puede llegar a resultar abortiva y producir irritaciones en la zona emulsionada en contacto con la luz solar o en ambientes de alta montaña.

2 Comments

  1. Paola Montes Reply

    Tengo hipotiroidismo quiero saber qué infusiones puedo tomar, suelo beber té de toronjil, té de cedrón, te de hierbabuena, té de manzanilla, té chai y té de jazmín, cuáles están contraindicados cuáles no?
    Gracias!

Write A Comment