También conocida como ‘olíbano’ o ‘árbol de incienso de la india’ la boswellia serrata es una planta de incienso indio – llamado Salai – que se puede encontrar en la India, que crece de manera salvaje en lugares como la India (específicamente en Rajasthan y Madhya Pradesh), Somalia y países de Arabia.  

Boswellia serrataEsta planta se caracteriza por tener un aceite esencial aceptado para curar varios problemas de la salud.

Aquí os vamos a enseñar un poco sobre esta maravillosa planta, hablando sobre sus propiedades y cómo obtener la mayor cantidad de beneficios.

Propiedades

Esta planta es conocida por tener fenilpropanoides, hidrocarburos, bencenoides oxigenados y demás compuestos que pueden ser utilizados como antioxidantes, antifúngicos y antimicrobianos que están siendo investigados hoy en día.

La resina de Boswellia no solo se ha utilizado como incienso en ceremonias religiosas y culturales en su país de origen, sino que también es muy popular en la medicina popular para curar diferentes enfermedades durante siglos. Y aquí os traemos algunas de las propiedades de la Boswellia Serrata:

Propiedad anti inflamatoria

Esta puede llegar a ser la propiedad más conocida de la Boswellia Serrata, ya que algunos de sus compuestos como la quercetina tienen propiedades antiinflamatorias. Asimismo, este compuesto posee cualidades antioxidantes, ya que se ha demostrado que reducen de manera significativa la degradación de glicosaminoglicanos, por lo que no aceleran el daño de las articulaciones al tener artritis cuando el consumo de la Boswellia es prolongado.

Por lo tanto, se puede utilizar de manera efectiva contra la Osteoartritis, la gota, el dolor ciático, para mejorar la articulación de la rodilla y demás.

Aunque es importante tener cuidado y leer cuidadosamente la etiqueta y consultar con tu médico antes de pensar en utilizar esta maravillosa planta, ya que ellos pueden ayudarte a saber no sólo si es correcto utilizarla, sino que también pueden ayudarte a usar la dosis diaria adecuada para que tenga el efecto deseado.

Reduce enfermedades respiratorias

Se ha descubierto en recientes estudias que la Boswellia Serrata estimula la secreción de moco, por lo que esta planta puede desempeñar un papel importante en la bronquitis crónica y el síndrome de dificultad respiratoria aguda.

A pesar de estos descubrimientos, se siguen investigando resultados positivos para poder tratar con enfermedades como el asma crónica sin parecer tan efectivo en casos de ataques agudos de asma.

Frente al tumor de próstata

El ácido acetil-11-ceto-β-boswélico inhibe en el crecimiento del tumor de próstata suprimiendo la angiogénesis mediada por el receptor del factor de crecimiento endotelial vascular.

Aunque no haya muchos estudios sobre esta propiedad, la Boswellia Serrata es utilizada comúnmente para hacerle frente al tumor de próstata en contraste con otros métodos más abrasivos.

Contraindicaciones

Muchas de las contraindicaciones que tiene de Boswellia Serrata se basan en los efectos alérgicos por algunos de sus componentes, estos efectos se presentan con erupciones en la piel, diarreas o náuseas cuando es ingerido.

El uso de la Boswellia Serrata también debe ser evitado durante el embarazo y el periodo de lactancia.

En algunos casos, puede causar reducción en la formación de la piel oscura ya que disminuye la producción de melanina al reducir la actividad de la enzima tirosinasa dentro de la piel.

¿Cómo tomar esta planta?

La manera más común de tomar la Boswellia es a través de cápsulas, tabletas o decocción de la corteza por vía oral.

La dosis recomendada todavía no se ha definido de manera exacta, ya que se le aplica a cada uno de los pacientes dependiendo de sus condiciones iniciales. Sin embargo, en el mercado puedes encontrar diferentes productos a base de la Boswellia y otras plantas relacionadas, ya sea en forma de comprimidos, jabones y resinas o cremas para aplicación externa este producto es muy versátil en cuanto a sus usos y formas de presentación.

Cultivo y cuidados

La Boswellia Serrata se adapta a entornos cálidos, con inviernos muy suaves y veranos de altas temperaturas, está acostumbrada a condiciones de sequía y sus raíces son potentes exploradores lo que le permite sobrevivir bajo meses de intenso calor sin disponibilidad al agua.

Al escoger un lugar para plantar la Boswellia debes buscar uno con mucho sol, por lo menos durante sus primeros años de vida donde alcanza varios metros de altura.

Debe de ser plantada en un suelo alcalino (suelo arcilloso con estructura densa y pobre).

Si quieres multiplicarla puedes hacerlo a través de semillas (que no es tarea fácil pues su tasa de germinación es baja) o bien mediante esquejes. En el caso de la semilla la tasa de germinación en buenas condiciones puede llegar a ser de entre el 5 y el 10%.

Por último, el riego de esta planta no ha de ser muy abundante ya que, como he mencionado antes, es una planta acostumbrada a largos plazos de tiempo sin agua.

Write A Comment