brezo calluna vulgarisLa Calluna vulgaris  o brezo, es un pequeño arbusto originario de África del Norte, el cual  se ha extendido en Europa, Rusia y Asia Menor, así como en la costa atlántica de América del Norte. Su tamaño puede alcanzar de 20 a 50 cm de altura y puede vivir durante un promedio de 40 años; se reconoce por sus hojas diminutas y flores de color blanco o rosado a púrpura pálido que crecen agrupadas en forma de espigas.

Nombre:

Este pequeño arbusto también recibe otros nombres, tales como: argaña, aulaga, azuleja, bercol, berecilla, bereza, berezo, paraíso; pues entonces con seguridad ya lo has escuchado.

La literatura indica que etimológicamente su nombre griego Calluna significaba “barrer” por el uso que le daban para elaborar las escobas; sin embargo hoy día a esta pequeña planta se la reconoce por sus dotes medicinales.

Ahora bien, los atributos medicinales de esta planta han  sido divulgados tradicionalmente  de generación en generación por cientos de años, pero, ¿será cierto todo lo publicado en redes sobre los beneficios de la calluna vulgaris o brezo?

¿Poseen alguna contraindicación el consumo de esta planta?¿Cómo debe consumirse?

Continúa leyendo para aclarar tus dudas…

Elementos activos de la Calluna  vulgaris

Una de las primeras cosas que debemos tomar en consideración son los elementos activos que se encuentran en el berzo.

A este respecto conseguimos algunos estudios que han demostrado que a pesar de ser pequeña en tamaño, cuenta con grandes cantidades de elementos naturales beneficiosos para nuestro organismo y salud.

Entonces tenemos que entre los elementos activos conocidos se encuentra: flavonoides (quercitina, miricitrina), tanino, glucósidos (arbutina), ácido ursólico.

¿Pero realmente que significa todo esto?

Veamos la explicación avalada por la ciencia y en una forma más sencilla.

Propiedades y beneficios del brezo

Los flavonoides son  pigmentos naturales presentes en los vegetales que benefician a nuestro cuerpo, protegiéndolo de los daños ocasionados por elementos oxidantes. Nuestro cuerpo no es capaz de producirlo naturalmente, de ello que sea necesario su ingestión a través de una alimentación balanceada.

Investigaciones científicas la asocian con una alternativa terapéutica a los problemas cardiovasculares, acción antiinflamatoria, antioxidante, antialérgicas y hepaprotectoras. Esta información podemos encontrarla en varios estudios científicos, este y este son los más recomendables a leer.

Los taninos son compuestos fenólicos que poseen propiedades astringentes y antiinflamatorias, por lo tanto, son muy útiles ante diarrea o gastroenteritis. Poseen una acción antioxidante que protegen a las células ante los radicales libres y permiten reducir el riesgo de enfermedades degenerativas.

Un estudio realizado en España, revela que el Calluna vulgaris posee taninos y arbutina que le confiere acción antiinflamatoria de la vejiga y antiséptica de las vías urinarias. Podemos leer dicho estudio aquí.

En relación al ácido ursólico, el instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación, comprobó que el brezo contiene una alta concentración de este ácido con una estructura Triterpenoide pentacíclico. Estudio aquí.

Los estudios enfocados en este, han demostrado efectos benéficos para la salud del ser humano, tales como: antioxidantes, antimicrobianos, antiinflamatorios y anticanceroso (quimiopreventivos y quimioterapéuticos).

Modos de uso

Ya en este punto, tenemos el conocimiento cierto sobre los elementos activos del brezo  y su incidencia en la salud de nuestro cuerpo.

Entonces veamos cómo podemos obtener estos beneficios:

  • Decocción. Es el modo más común de uso, se hierve un puñado de flores dentro de un litro de agua a fuego bajo.

Se toma de una hasta tres tazas a lo largo del día y se continúa el tratamiento hasta que la infección haya desaparecido.

  • Baño. Se emplea para problemas en la piel, la preparación se suele combinar con otras hierbas para potenciar los efectos.

Contraindicaciones

Si bien no existen estudios que comprueben algún efecto secundario en el consumo del brezo, debemos tener prudencia en el exceso – todo en exceso es perjudicial –.

Es recomendable siempre consultar con tu especialista.

¡Recuerda!

Si eres amante de lo natural, conoce sus beneficios primero, no en vano dice el dicho ¡el conocimiento es poder!

Write A Comment