La ulmaria (Filipendula Ulmaria), también conocida por los nombres de reina de prados y barba de cabra, es una planta medicinal la cual crece en prados, bosques y regiones sumamente húmedas de Asia, Norteamérica y Europa.

Filipendula ulmariaA su vez, esta planta alcanza de 50 cm a 2 metros de altura, y en el momento en que florece se convierte en una increíble planta, ya que sus altos ramilletes se llenan de hermosas flores blancas haciendo notar a la ulmaria.

Un dato curioso sobre esta planta es que dio origen a la aspirina, ya que anteriormente se extraían las propiedades antipiréticas que esta tiene, lo que originó la aspirina. Es más, el nombre ¨aspirina¨ proviene del nombre en latín ¨Spiraea Ulmaria¨.

Propiedades

La Ulmaria es una planta con muchas propiedades beneficiosas para la salud, una de ellas es que funciona como astringente, por lo que es esencial a la hora de tener diarrea o cualquier problema digestivo. Además, al poseer ácido salicílico, es beneficiosa para quitar la fiebre, el dolor de cabeza y el agotamiento.

Esta posee propiedades antiinflamatorias y calmantes, lo que ayuda a bajar cualquier hinchazón o dolores en las articulaciones. Por otro lado, tiene también propiedades diuréticas, antiespasmódicas, febrífugas, anticoagulantes, anti-litiásicas, diaforéticas, antitérmicas y antirreumáticas. Cuenta con principios activos como los taninos, ácido cítrico, ácido salicílico y aceites esenciales.

Esta asombrosa planta se puede encontrar en cualquier tienda de productos naturales, farmacias o herbolarios.

Contraindicaciones

Hay que tener en cuenta que no se debe consumir o ingerir esta planta si se está embarazada, durante el periodo de lactancia materna, si se tiene menos de 12 años de edad o si se está tomando aspirinas u otros medicamentos.

Además, las personas que sufren de úlcera gastroduodenal y las personas que toman medicamentos, como el sintrom o adiro, no deben tomar de ulmaria, ya que es antiagregante plaquetario.

Se debe tener mucho cuidado con sus propiedades anticoagulantes, por lo que es recomendable abstenerse a ingerir Ulmaria si se tiene hemorragias activas o menstruaciones excesivas. No se debe usar para quitar la fiebre a niños y, además, no se debe consumir en alta dosis, ya que puede llegar a ser tóxico.

Antes de consumirla se recomienda ir a medico y pedir una opinión profesional.

¿Cómo tomarlo o prepararlo?

Como ya se mencionó anteriormente, la Ulmaria se puede encontrar en cualquier tienda naturista, ya sea como planta seca, tintura o comprimidos. A su vez, se puede preparar para uso interno por vía oral o para uso externo como cataplasmas, o compresas.

Cabe destacar que, es importante no dejar que la planta hierva al momento de prepararla, ya que perdería el ácido salicílico que posee.

Ahora bien, como ya se sabe, la Ulmaria sirve para calmar los problemas digestivos, para eliminar la retención de líquidos, para bajar la fiebre, calma los dolores en las articulaciones o músculos, los dolores menstruales y dolores de cabeza. Por lo que, a continuación, se va a explicar las formas de preparar este increíble remedio.

Infusión de Ulmaria

Para comenzar se necesitaran:

  • Dos cucharaditas de hierba seca de Ulmaria
  • Una taza de agua
  • Una cucharadita de miel o azúcar (según su gusto)

Preparación

En una cacerola vierte el agua y colócala al fuego hasta que comience a hervir, una vez que rompa a hervir se le agrega las dos cucharaditas de hierba seca de Ulmaria, se retira del fuego y se tapa. Luego, deja reposar la infusión entre 10 y 15 minutos.

Una vez que ya esté bien reposada, se cuela y se vierte en una taza. Puedes endulzar la infusión a tu gusto con miel o azúcar, o si la prefieres sin ningún tipo de endulzante está bien.

Cataplasma de Ulmaria

Al poseer propiedades antiinflamatorias y calmantes, la Ulmaria es una de las plantas medicinales ideal para tratar los dolores musculares y los articulares causado por la enfermedad reumática. Es por ello que, a continuación, se explicaran cómo preparar el cataplasma de Ulmaria.

Para esta preparación se necesitaran:

  • 1 litro de agua
  • 30 gr de de planta Ulmaria seca

Preparación

Se colocará el litro de agua a calentar en una cacerola, una vez que comience a hervir se le agregan los 30 gramos de planta Ulmaria seca, se retira del fuego y se deja reposar por 3 minutos. Cuando ya esté fría la decocción, se empapa una gasa de la misma y se aplica sobre la zona afectada.

Cultivos y cuidados

La Ulmaria es muy común en lugares húmedos, sin embargo, tiene una muy buena resistencia en climas fríos ya que se puede encontrar en los Alpes. Esta puede ser cultivada en jardines domésticos y no exige un tipo de suelo en particular. No obstante, se lleva muy bien en suelos húmedos y neutros.

Se recomienda plantarla en una espacio en semisombra, se debe regar diariamente ya que sufre de sequía y se cosecha cuando comienza a florecer (en el mes de junio).

Esta planta es muy importante tenerla en casa para cualquier tipo de emergencia, eso sí, no se debe olvidar el no exagerar con la dosis de la misma. Se puede ingerir de ella, pero sin exagerar y siempre consulta a tu medico con anterioridad.

Write A Comment