¿Qué es la Hierba Mora?

La hierba mora es una planta a la que también se le suele conocer con el nombre de “mora”, o sus otras variadas denominaciones, ‘yocoyoco’, “solano negro” y “tomate del diablo”,  un dato importante dependiendo del lugar del mundo en el que te encuentres y la llegues a necesitar.

Esta es una planta que pertenece a la familia de las solanáceas, siendo su nombre científico Solanum Nigrum, y está emparentada con la berenjena y el tomate.

Su origen se ubica en Europa y Asia, siendo posteriormente introducida a África y América.    

La forma  de esta planta es de pequeñas flores blancas, que parecen emular a las estrellas con algunos destellos amarillos, y crece de manera silvestre en todo el mundo, sobre todo en diversos terrenos fértiles como un pequeño jardín, patio, escombros de tierra, entre otros.

Es importante mencionar que las bayas de esta planta, pueden llegar a contener grandes niveles de solanina, la cual es un alcaloide que la propia planta utiliza como defensa contra los predadores, ocasionando la parálisis de los miembros inferiores del cuerpo.    

Pero que esto no sea motivo de preocupación para ti, ya que son muchos los beneficios que esta planta puede ofrecer al ser humano al usarla siguiendo las indicaciones, siendo así como el propio narcótico suele ser empleado en la fitoterapia con fines terapéuticos. 

Específicamente la solanina, es la sustancia que hace de la hierba mora una planta con altas propiedades medicinales  y, aunque se trata igualmente de un glucoalcaloide tóxico, el llevar a cabo una adecuada manipulación, uso y procesamiento de esta, garantizan un componente medicinal importante. 

Propiedades para la salud

Como ya hemos visto, la Hierba Mora es una planta sumamente volátil pero altamente funcional, si se usa adecuadamente.             

Su uso excesivo puede ser perjudicial para la salud, por eso las dosis deben ser consideradas apropiadamente, siendo principalmente sus hojas y frutos los que aportan propiedades medicinales.

Son diversos los beneficios que esta planta puede aportar en el mundo de la medicina herbolaria, funcionando de manera destacada en la curación de múltiples dolencias que afectan a nuestro organismo. 

Es así como la hierba mora tiene el potencial de ejercer un poder altamente analgésico y sedante, gracias, como ya habíamos mencionado, a que esta contiene especialmente en el tallo y las hojas, un glucoalcaloide (solanina), que en dosis relativamente bajas carece de toxicidad y ofrece aportes para el uso clínico.

Asimismo, es efectiva al utilizarla como cataplasma a través del jugo que se hace con sus hojas, con el fin de tratar las molestias que guardan relación con el sistema digestivo, allanando a su vez en el camino, otros padecimientos asociados con la vesícula e hígado, así como también es efectiva para el tratamiento de la pancreatitis aguda.    

Sus propiedades alcaloides, le otorgan un poder antiespasmódico, actuando de manera eficiente sobre ciertos músculos en concreto, equilibrando de manera adecuada el sistema nervioso central con el fin de prevenir o disminuir episodios epilépticos.   

Es también antipirética, ya que es muy eficaz a la hora de disminuir la fiebre por medio de su preparación como infusión,  y a su vez actúa minimizando hinchazones producidas por golpes o contusiones, gracias a su característica antiinflamatoria, siendo esta ideal para la piel debido a que su poder curativo ofrece tratamiento a afecciones tales como psoriasis, eczemas, úlceras y resequedad.

Además, actúa como un excelente cicatrizante, mejorando notablemente dolencias como herpes zoster  (también conocido como culebrilla) y las quemaduras. 

Otra de las afecciones en la piel y que causa gran incomodidad a las personas que lo padecen, es el acné, ya que el rostro es una de las principales cartas de presentación en el contacto con los otros, y en este caso, la hierba mora tiene la capacidad de mitigar esta afección dermatológica a través de las cualidades de sus hojas y fruto, que procesadas a través de la decocción o la obtención del polvo, logran secar los barros y combatir algún tipo de dolor que este pueda producir, gracias a su efecto antiinflamatorio.

Remedios Caseros

Una vez que ya hemos conocido el potencial que la hierba mora tiene para ofrecernos en el tratamiento de diversos tipos de dolencias que pueden llegar a afectar nuestro bienestar físico, es importante conocer, tomando en cuenta el contraste característico de esta planta, cuál es la manera más segura y efectiva de utilizarla como receta medicinal herbolaria. 

Antes que nada, debes saber que los remedios caseros a base de hierba mora suelen prepararse especialmente a partir de su fruto y de sus hojas, siendo ingeridos a través de la decocción o aplicados directamente, según la dolencia a tratar.

 De manera que, te invitamos a prestar atención a cada una de las recetas que te presentamos a continuación, con el fin de que puedas utilizar este artículo como guía, al momento de requerir los más apreciados atributos de esta hierba, en pro de tu salud.

  • Afecciones de la piel: Cuando se trata de afecciones en la piel, como es el caso del herpes zoster o quemaduras, tanto las hojas como los frutos se trituran hasta formar una pasta que se aplica directamente sobre la piel. De la misma manera, también es posible preparar una infusión a través de la decocción durante 10 minutos, dejándola reposar y enfriar para luego aplicar sobre la zona afectada.
  • Fuegos labiales: Los fuegos labiales son una afección causada por el herpes zoster en forma de ampollas, las cuales brotan en los labios y por lo general suelen ser bastante incómodas y dolorosas.   Para su tratamiento basta con la trituración de las hojas y frutos de esta hierba hasta conseguir una pasta homogénea que posteriormente deberás aplicar sobre la zona.
  • Dolencias estomacales: Cuando la necesidad se trata de calmar malestares estomacales, lo apropiado es triturar y exprimir la planta hasta obtener el zumo de la hierba mora, ingiriendo 2 o 4 cucharadas de este zumo. 
  • Úlceras y artritis: En el caso del tratamiento de úlceras, es recomendable que utilices el  polvo de la planta de hierba mora, el cual se obtiene dejando secar la raíz para posteriormente triturarlo y con el polvo resultante, cubrir la herida.  Por su parte, en cuanto al  tratamiento de dolencias en las articulaciones, solo debes cocer las ramas y aplicarlo directamente sobre la piel. 
  • Molestias bucales: Esta planta también ofrece alivio para aquellos que presentan algún problema odontológico y que por diversas razones no pueda ser tratado inmediatamente por un especialista, de presentarse una molestia en la boca en forma de dolor de muelas, puedes hacer uso de las propiedades de esta planta preparando una infusión con sus hojas con el fin de hacer gargarismos.
  • Dolores de cabeza: Si eres de los que comúnmente sufre de dolores de cabeza, en esta hierba encontrarás una alternativa a través de la preparación de un cataplasma con las hojas, el cual debes poner sobre la frente y la sien, obteniendo resultados sorprendentes. 
  • Acné: Como ya dijimos, esta planta es muy recomendada para tratar distintas afecciones de la piel, entre ellas, el acné. La preparación se puede realizar de dos maneras: utilizando el fruto y las hojas para hacer una crema  y aplicar sobre la cara, o cociendo sus hojas con el fin de eliminar su toxicidad y con la infusión resultante, lavar el rostro. 
  • Sinusitis: La sinusitis es una enfermedad respiratoria bastante común y que afecta a muchas personas, bien sea aguda o crónica, puedes aliviarla hirviendo un promedio de 20 bayas por unos cuantos minutos, luego deberás dejar reposar por unos cuantos minutos más y al obtener la infusión una temperatura ambiente, puedes aplicarlo con ayuda de un gotero o tus propios dedos en cada fosa nasal, liberándolas y mejorando la respiración.
  • Convulsiones: La decocción de las hojas de hierba mora ofrece múltiples beneficios para el tratamiento de la epilepsia, equilibrando el sistema nervioso y equilibrando la circulación sanguínea. Si tú o algún allegado presenta este tipo de padecimiento, una receta que te resultará será realizar una decocción de las hojas de hierba mora por aproximadamente 10 minutos a fuego bajo y una vez lista, tomar y dividirla en 2 o 3 tomas diarias. 

Todas estas recetas que te hemos reseñado pueden beneficiarte en gran medida si las ejecutas correctamente, y es importante destacar las precauciones que debes considerar al momento de utilizar esta maravillosa hierba:  

  • Es conveniente el uso de guantes al momento de proceder a arrancar la planta de raíz, ya que de esta manera evitamos que su compuesto alcalino de solanina, entendido como un potente veneno, pueda crearnos una reacción adversa.   
  • Igualmente, las dosis de esta planta en cualquier presentación o receta, no puede sobrepasar los 30 gr al día, debido a que en el caso de llegar a excederse en la cantidad, puede ocasionar en los casos menos severos, dolencias tales como dolor estomacal, vómitos, vapores y fiebre, y en los más extremos, parálisis o fallas cardiacas que incluso podrían ocasionar la muerte de la persona.
  • Por supuesto, no es recomendable su uso en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, ya que se debe garantizar la salud del infante y evitar posibles riesgos. 

Por lo demás, hay que ser justos con la planta de hierba mora ya que, aplicando los consejos y tomando las medidas adecuadas, esta puede llegar a convertirse en una gran aliada medicinal.  

Write A Comment