Es posible que, en algún momento de tu vida, hayas escuchado hablar del serpol como planta medicinal. A esta planta también se le llama tomillo sanjuanero y consta de un aroma sumamente agradable y un sabor particular, utilizado en el arte culinaria.

Además de esto, el serpol es la preferida de todos aquellos que prefieren la medicina natural por encima del uso de drogas controladas; también por aquellos aficionados a la naturopatía e, incluso, por naturópatas profesionales. Esto es debido a su delicioso sabor, su olor cítrico fascinante y sus inmensas propiedades medicinales.

Por lo tanto, si creías que se utilizaba solo en la cocina, te sorprenderás al saber todos los beneficios que tiene el serpol para tu cuerpo; tanto para uso tópico, como para ingerirlo en comidas e infusiones. Asimismo, debido a estas virtudes curativas y culinarias es que sus llamativas flores de color rosa se han convertido en el centro de atención de los amantes de los remedios caseros.

Por tal razón, si deseas conocer las características del serpol; es decir, cómo diferenciarla de otras plantas (como el tomillo), dónde adquirirla e informarte acerca de cada una de sus funciones, ¡te invitamos a que sigas leyendo! Al final, te dejaremos una serie de recetas rápidas y fáciles para que aprendas a utilizar el serpol apropiadamente.

Características principales

Si realmente nunca en tu vida oíste hablar acerca del serpol, lo más probable es que tampoco tengas idea de cómo luce o de cuáles características posee. Además, como dije antes, es sumamente fácil confundirla con el tomillo. Por lo tanto, presta atención si quieres atinarla cuando vayas al mercado y no llevar a tu casa otra planta parecida. Entonces, para reconocer el serpol, la clave es identificar sus flores. Asimismo, es una planta baja y cada ramo trae consigo esas llamativas florecillas de color rosáceo o lavanda agrupadas en cada tallo.

Por otra parte, también se distingue de otras plantas gracias a que destila un olor muy similar a algunos cítricos, como el limón y la melisa; y este es fuerte y muy perceptible, lo cual lo hace un poco más fácil de distinguir del tomillo. Sin embargo, a pesar de su aroma agradable y relajante, tiene un sabor bastante amargo; pero, utilizándolo de la forma correcta, puedes sacarle un gran provecho preparando deliciosos platillos que serán una medicina para ti y tu familia.

Por otro lado, en caso de que desees conseguir esta planta y resides en Europa ¡en hora buena! pues el serpol abunda en los países del norte y del centro de este continente; especialmente en terrenos rocosos, en el claro de los bosques y en rincones áridos.

Lamentablemente, el único detalle que puede hacer que su búsqueda se complique es que el serpol puede presentarse con características diferentes a las que mencionamos.

Es decir, os colores de la planta en general pueden variar. Además, el tamaño de sus flores y hojas pueden cambiar un poco, dependiendo del área en el que crezca, también, en algunas ocasiones desprenden olores distintos a los típicos aromas cítricos.

No obstante, estoy seguro de que muchos vendedores estarán encantados de ayudarte en esta búsqueda para que logres comprar esta planta en gran cantidad en países como España, Francia entre otros.

Propiedades para la salud

            Después de detallar sus características, creo que hemos llegado a una de las partes que realmente esperabas: aclarar para qué sirve el serpol y, de esa forma, saber por qué insistimos en que lo compres. Habiendo dicho esto, es imprescindible que entiendas que esta planta medicinal, siendo primo del tomillo, tiene características similares a este. Es decir, es digestivo, diurético, antiséptico, expectorante, analgésico y antiespasmódico. Sin embargo, definitivamente no son lo mismo; por eso, intenta no confundirte con ambas hiervas.

  1. Propiedades digestivas:

El serpol es recomendado para algunas afecciones digestivas, tales como la indigestión, la gastritis, las flatulencias y la lenta digestión. También es sumamente efectiva contra los cólicos abdominales y el dolor estomacal. Inclusive, en casos de anorexia, por ejemplo, el serpol ayuda a abrir el apetito; de esta manera, sirve como auxiliar al tratar todo tipo de trastornos alimentarios.

  • Propiedades diuréticas:

El uso del serpol ayuda a limpiar los órganos internos del cuerpo, pues aumenta la eliminación de orina, permitiendo que se elimine el líquido y el exceso de sal. Por dicha razón, permiten tratar el edema y la presión arterial alta.

  • Antiséptico:

El serpol cuenta con dos sustancias infalibles a la hora de tratar infecciones: el timol y el carvacrol. De esta manera, es sumamente efectivo para prevenir gingivitis, dolor de muelas, llagas y hongos. También sirve como ayudante en el tratamiento de enfermedades venéreas como la gonorrea y de infecciones urinarias.

  • Propiedades expectorantes:

Los remedios hechos con esta planta facilitan la eliminación de mucosidad (flema). También actúa sobre la tráquea, aliviando la tos. Por esta razón, es adecuada para muchas afecciones respiratorias.

  • Propiedades analgésicas:

El aroma del del serpol como bálsamo se puede utilizar en casos de dolor muscular y lesiones. Igualmente, ayuda a calmar los malestares provocados por la artritis, el reumatismo, la gota, entre otros.

  • Propiedades antiespasmódicas:

El serpol también sirve para combatir calambres, espasmos musculares, espasmos intestinales, contracturas y convulsiones.

Por último, si piensas que las propiedades del serpol no pueden ir más allá de lo físico, su esencia es utilizada en la aromaterapia como tranquilizante. De esta manera, tiene un efecto somnífero suave que ayuda a aliviar el estrés y a tratar el insomnio.

Recetas de serpol para el consumo

Ya que hemos explicado qué esta planta y hemos detallado sus maravillosas cualidades, procedamos a la parte que, seguramente, nos interesa más. De esta manera, estaré resumiendo algunas recetas fáciles y rápidas para que aprendas a utilizar el serpol correctamente.

  • Té de serpol:

Basta con utilizar 2 cucharaditas de hojas y flores de esta planta y mezclarlas en medio litro de agua tibia. Entonces, déjalo reposar durante 5 minutos y endúlzalo con azúcar crema o miel, ya que es amargo.

Tómalo de 2 a 3 veces al día, antes o después de cada comida para mejorar la digestión y aliviar otros malestares mencionados anteriormente.

  • Sopa de serpol

Esta receta culinaria, provista por la Casa Santa Hildegarda, requiere de los siguientes ingredientes:

  1. 50g de remolacha roja cocida y picada en cuadritos.
  2. 4 puntas de serpol.
  3. 2 cucharadas soperas de harina integral.
  4. ½ litro de agua
  5. Un poco de mantequilla al gusto (opcional)

Para la preparación, diluya la harina en agua fría y agrega todos los ingredientes. Luego hierve de 10 a 12 minutos, a fuego medio. Antes de apagar la estufa, añade la remolacha y déjala 2 minutos más.

Asimismo, esta receta permite tratar casi todos los problemas de la piel. Simplemente tómela de 2 a 3 veces por semana, hasta que note la mejoría.

Además, ya que estamos hablando de recetas deliciosas, el serpol puede ser utilizado en otros platillos como condimento y saborizante, tanto fresco como seco (en bolsas o frascos). En caso de que desees experimentar con tus recetas, no olvides picarlo o molerlo y, de esta forma, liberará mejor el sabor.

De esta manera, úsalos al preparar alimentos a la parrilla, pastas, vinagretas, marinadas, estofados de verduras y de carnes.

  • Baño aromático:

Colocar un puñado de hojas frescas en cada 4 litros de agua hirviendo. Luego espera a que se enfríe y filtra todo el líquido. Esta infusión puedes mezclarla con agua tibia en la bañera y disfrutar de sensación de tranquilidad que te ofrece.

  • Bálsamo casero:

Para tratar dolores, espasmos y otro tipo de problemas externos, se vierten 50g de serpol por cada litro de agua hirviendo. Entonces, se deja reposar durante 10 minutos y se aplica en la zona afectada.

Por otra parte, es importante que tengas pendiente que, para adquirir el serpol, no debes irte al lugar más remoto de Europa. Es más, puedes visitar algunos supermercados, farmacias, tiendas de productos orgánicos e, incluso, plataformas de internet. De esta manera, puedes comprar el serpol de las siguientes formas:

  1. Gotas: estas se usan para realizar gárgaras y lavados que eliminarán infecciones, dolores y hongos.
  2. Semillas: esto es en el caso de que desees tener tu propio huerto casero y realizar tus remedios directamente de las hojas frescas de la planta.

No obstante, es esencial que tengas en cuenta proteger tu huerto del frío del invierno y de las heladas. También requiere mucha agua y un suelo fresco y bien drenado.

Por otra parte, el serpol florece entre abril y septiembre. Sin embargo, lo hace de forma más sana e intensa en junio y julio, gracias a su clima templado y a la humedad del ambiente.

  • Aceites: estos son utilizados en aromaterapia, masajes y para la piel.
  • Hierva seca: el serpol está también disponible en bolsas que contienen hojas y flores secas, ideales para los tés y las recetas culinarias.

Finalmente, ya que conoces los usos del serpol y sus beneficios para todo el cuerpo, es hora de que vayas a la tienda o farmacia más cercana y empieces a experimentar sus majestuosas propiedades y exquisito sabor.

Write A Comment