La regaliz, palo dulce o orozuz (Glycyrrhiza glabra) es una planta perenne que llega a alcanzar hasta aun metro de altura, las flores son púrpuras o azul pálido. Las raíces crecen prácticamente horizontales y de ellas brotan nuevas plantas.

La raíz de la planta tiene un sabor agridulce parecido al anís, de hecho su nombre científico significa raíz dulce, y es muy utilizada en postres, bebidas, golosinas y hasta en tabacos olorosos de pipa.

Cómo hacer una infusión de regaliz.

Para preparar la infusión, solo es necesario:

  1. poner a hervir agua, y al llegar al punto de ebullición,
  2. agregar una cucharada de raíz seca de regaliz,
  3. retirar del fuego y dejar reposar durante varios minutos, preferentemente tapado.
  4. Al ser un alimento muy dulce, puedes añadir un poco de regaliz a otras infusiones, de menta por ejemplo, para endulzarlas.

Propiedades de la infusión de regaliz.

Es muy utilizada como ayuda en los tratamientos para úlceras gástricas y acidez estomacal, alivia digestiones pesadas y problemas de gases. También es un laxante suave que puede ayudar en los casos de intestino perezoso.

Sus propiedades expectorantes y antisépticas, hacen de esta infusión un gran aliado en contra de los padecimientos en las vías respiratorias como tos, resfriado, asma, bronquitis y hasta la tuberculosis. Además de ser antibacteriana, sus propiedades antiinflamatorias y suavizantes de mucosas ayudan bastante a pacientes con dolor de anginas, faringitis entre otros.

Se ha comprobado que la regaliz ejerce una función protectora del hígado, liberándolo de muchas sustancias tóxicas, lo que protege y revitaliza sus células. Estas propiedades hacen a la infusión muy adecuada para acompañar dietas depurativas o de descongestión hepática.

Además de tener propiedades para inhibir la propagación de ciertas bacterias, la infusión de raíz de regaliz es inmunoestimulante, lo que quiere decir que ayuda a aumentar las defensas del organismo.

La capacidad antivírica de la glicirrina (ingrediente activo de la regaliz), ha sido utilizada para combatir incluso el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, retrasando considerablemente los síntomas adversos que produce esta enfermedad.

La presencia de algunos minerales como el calcio, magnesio, vitamina C  ayudan a combatir la depresión; sus propiedades hipertensoras pueden ayudar a combatir el síndrome de fatiga crónica. Esas mismas propiedades, la convierten en un buen remedio para bajar la temperatura corporal, en días muy calurosos sirve la infusión acompañada con hielos para tener una refrescante bebida.

Contraindicaciones.

Desafortunadamente, la raíz de regaliz, también en en infusión, puede tener algunos efectos secundarios desagradables. El uso prolongado se ha demostrado que causa, presión arterial alta, retención de agua, baja de potasio, retención de sodio y el malestar de los niveles de electrolitos en el cuerpo. Todos estos son muy graves y pueden provocar padecimientos cardiacos, hipertensión, insuficiencia renal y muchos otros, por lo que no se recomienda su uso prolongado.

Además de lo anterior, puede provocar disminución en los niveles de testosterona, lo cual se reflejaría, entre otras cosas en pérdida de deseo.

Está completamente prohibido su uso durante embarazo, lactancia, síndrome premenstrual, antes o después de alguna cirugía; así como combinar su consumo con tratamientos anticonceptivos, anticoagulantes o que influyan en los niveles de potasio.

Write A Comment