infusiones sin teina cafeinaA veces provoca tomarse una infusión, bien sea para combatir algún dolor, una alergia, para relajarse o calmar el frío del invierno; sin embargo, muchos de estos tés presentan teína o cafeína con efectos secundarios que pueden crear algún malestar en personas sensibles.

Si decidió dejar la cafeína por su cuenta o su médico le aconsejó reducir su consumo, lo primero que debe hacer es eliminar el té negro y el té verde porque contienen altos niveles de cafeína. No se deje llevar por los tés negros “descafeinados” porque aun contienen pequeñas cantidades de esta sustancia..

En cambio existen hierbas que no contienen cafeína, perfectas para quienes padecen hiperhidrosis, porque pueden beberla sin preocupación a que le origine daños a su organismo. Para disfrutar de estas infusiones es preferible ingerirla al natural o recurrir a algún edulcorante para evitar el azúcar.

¿Qué es la teína o cafeína?

La teína o cafeína es un componente que está en el café y en las hojas de té o de varias plantas utilizadas para preparar infusiones. Sus propiedades pueden resultar positivas para algunos consumidores, siempre y cuando se ingieran con moderación.

Entre los efectos positivos están: estimula el sistema nervioso, reduce la fatiga y la sensación de sueño debido que inhibe la acción de sustancias como la adenosina que provoca la relajación, reduce el exceso de líquidos del organismo por su acción diurética, aumenta el estado de atención, mejora la memoria y la coordinación física y eleva la tensión arterial, pues estimula la producción de hormonas que favorecen esto.

Infusiones sin teína

A pesar de los beneficios mencionados no a todas las personas le es favorable, pues puede provocar alteraciones del sueño, temblores, estados de nerviosismo, ansiedad y palpitaciones. Pacientes que padecen ansiedad o problemas cardíacos, así como niños y mujeres embarazadas o en periodo de lactancia deben evitar su consumo y más bien probar con las siguientes infusiones:

Manzanilla

La infusión de manzanilla se elabora con las flores de la planta, que son libres de cafeína. Tiene propiedades calmantes que combaten estados de ansiedad y previene el malestar estomacal por digestiones pesadas.

Rooibos

Aunque suele confundirse con el té rojo chino no se trata de la misma planta, además no tiene cafeína y su sabor es como almendrado y suave. Esta infusión sirve para perder peso, es una fuente de antioxidantes y ayuda a combatir alergias.

Menta

La infusión de menta o hierbabuena se prepara con las hojas frescas de la planta para promover una buena digestión. Aunque no contiene cafeína, no es recomendable consumirla durante el embarazo o si existen problemas con reflujo gastroesofágico (ERGE).

Cola de caballo

Está presente en la mayoría de los herbolarios en forma de sobres. Aunque no contiene cafeína, su consumo debe ser moderado porque es un diurético natural.

Chai:

Esta infusión es un cinco en uno, pues tiene como ingredientes canela, jengibre, clavo, pimienta y cardamomo. Se puede tomar tranquilamente durante la tarde porque existe un excelente equilibrio entre sus componentes, además que no contiene teína.

Flor de hibisco:

Su sabor es ácido, mejora la digestión y regula la secreción biliar. A esta infusión se le puede echar un toque de miel para endulzarla un poco.

Jengibre:

La infusión de jengibre no contiene cafeína y está hecha de la raíz del jengibre, bien sea rallada o colocada completa en agua hirviendo Sirve para reducir las náuseas y los síntomas de un malestar estomacal.

Write A Comment