te con lecheAunque existen quienes piensan que el té no debe mezclarse con ningún otro elemento, el té con leche aparece en la escena como una opción para variar sabores y aromas. Ideal para compartir en familia en días fríos, por la calidez y textura que sugiere al paladar.

Para los que dudan sobre si es bueno añadir leche al té vamos a ser rotundos. ES BUENO.

Dejamos 2 artículos, en inglés, pero muy esclarecedores sobre este asunto:

1. Razones para añadir leche al té
2. Por qué añadir la leche primero al té (estudio científico)

¿Qué es el té con leche?

El té con leche es originario de Hong Kong. Llamado también dai pai dong consiste en endulzar el té negro con leche evaporada, típica costumbre honkonesa que se sirve en horas de almuerzo, aunque también en desayunos y cenas.

Esta bebida equivale en oriente, a lo que en occidente es el café. Se ofrece en reconocidos restaurantes de estilo occidental honkonés y es parte de la vida diaria de ese país.

Hay quienes debaten que el té con leche proviene de un hábito común en la época colonial británica, pero no está claro. Lo cierto es que en el Reino Unido y en Marruecos también es frecuente se consumo.

Cómo prepararlo

El té con leche al estilo Hong Kong se prepara mezclando varios tipos de té negro:

  • Una vez caliente el agua, introducir una cucharada de estas hojas de té.
  • Infusionar 3 a 4 minutos.
  • Colar para retirar los residuos de té.
  • Luego añadir poco a poco la leche evaporada tibia y azúcar o miel de ser necesario.

Este tipo de bebida, sin duda alguna, suaviza el té fuerte y no se elabora con tés frutales o más delicados porque pierden su aroma característico. En algunos sitios de Inglaterra se le agrega una yema de huevo para otorgar consistencia, mientras en otros se bebe frío y con hielo, como opción refrescante en épocas de verano.

En Marruecos, se emplea el té verde para su preparación; en Inglaterra el té negro; en India mezclan el verde con el negro y en China, usan todos estos, incluso el rojo.

Propiedades y Beneficios

Añadir leche al té, cualquiera que sea, sin duda altera su sabor. Estudios realizados en la Universidad de Berlín, certifican que la caseína contenida en la leche bloquea los flavonoles del té, tal como lo confirma una edición de la European Heart Journal, afirmación que luego fue contradicha por otro análisis efectuado en la Universidad de Nottingham.

🍏 Asimismo, un estudio de la Facultad de Odontología de la Universidad de Alberta demostró que al agregar leche al té, se disminuye drásticamente la acción perjudicial que produce el té en el esmalte dental.

🍏 Demostraron que mientras más oxidado el té, mayor es su efecto negativo en la dentadura, sin embargo, la caseína de la leche evita significativamente el color amarillento que el té, per se, otorga a la dentadura, por lo que recomiendan su consumo habitual.

🍏 Aunque todos los alimentos y bebidas manchan los dientes, ingerir el té solo es importante por su acción bactericida, mientras que si se añade este lácteo, mejorará su aspecto.

🍏 En todo caso, la inhibición de los efectos beneficiosos del té puede no darse tras elaborarlo con leches vegetales, que no contienen caseína, y que por lo tanto no afectarían la absorción de las propiedades del té en el organismo. Leche de soya y de almendras, son algunas de las que se pueden usar para dar un apetitoso sabor.

Por último, aunque puedes añadir leche a prácticamente cualquier té, te recomendamos el siguiente producto el cual es ideal para esto:

Última actualización: diciembre 16, 2018 7:52 pm

¿Tú cómo sueles prepararlo? Cuéntanos todo en los comentarios.

Write A Comment