Uno de los usos más comunes de esta planta son diferentes tratamientos para el pelo. Al realizar un agua de tomillo (o un aceite de tomillo) podemos utilizarlo como si de una mascarilla se tratara.

Cómo usar el tomillo para hacer crecer el pelo o fortalecerlo

Los efectos en el pelo son claros (y hay estudios científicos que lo demuestran, aquí podemos ver un experimento muy intesante al respecto):

  • Estimula el crecimiento natural de la raíz.
  • Fortalece el pelo existente.
  • En general ayuda a tener más brillo y a mejorar la circulación capilar.

El modo de preparar un agua de este tipo es tremendamente sencillo: pon a hervir medio litro de agua y añade una buena cantidad de tomillo (2 puñaditos por ejemplo). 10 minutos, colar y listo.

El modo de aplicarlo: Después de ducharse y lavarse el pelo, realiza un masaje capilar utilizando agua de tomillo o aceites esenciales que contengan esta planta. 2 o 3 veces por semana sería más que suficiente.

¡Y esto es todo amigos! Si os habéis quedado con alguna duda o queréis aportar algo no lo dudes y déjanos un comentario.

Write A Comment