Infusión de valeriana

infusion de valerianaLa valeriana (valeriana officinalis) es una hierba perenne que llega a superar el metro de altura, es nativa de Europa y algunas partes de Asia; hoy en día se cultiva en extensas regiones de América del Norte; su uso medicinal se remonta a la Grecia Antigua y al Imperio Romano; se cree que su nombre viene del latín valere, que significa “para estar sano y fuerte”.

Cómo hacer infusión de valeriana.

Para preparar la infusión de valeriana, solo es necesario:

  1. Poner a hervir agua, y al llegar al punto de ebullición,
  2. Agregar una cucharada de hojas secas de valeriana por cada taza de agua,
  3. Retirar del fuego y dejar reposar durante varios minutos, preferentemente tapado.

También se puede dejar reposar una cucharada de la raíz en un vaso con agua durante toda la noche, a la mañana siguiente se cuela el líquido para beberlo. Como tiene un sabor amargo, se recomienda endulzar con un poco de miel.

 

Propiedades de la infusión de valeriana.

La valeriana es una planta con conocidas propiedades sedantes, utilizada comúnmente para ayudar en los tratamientos contra trastornos nerviosos y depresivos como neurosis, ansiedad, estrés, histeria, migrañas, agotamiento nervioso; llegando a usarse en el tratamiento para soldados que padecen estrés post traumático.

Estas propiedades anti nerviosas, la hacen un excelente auxiliar para las personas que desean dejar de fumar y/o con problemas de alcoholismo, disminuyendo la irritabilidad y ansiedad del paciente, mejorando, entre otras cosas su calidad de sueño.

Las propiedades sedantes de la valeriana, actúan como un relajante muscular muy recomendado para casos de insomnio; aunque no debe beberse inmediatamente antes de intentar dormir, sino a madia tarde y 30-45 minutos antes de ir a la cama, acompañada de un ambiente relajante.

Esas mismas propiedades relajantes, hacen a la valeriana un adecuado remedio contra los dolores ocasionados durante el síndrome premenstrual.

Se le atribuyen también propiedades para estabilizar el ritmo cardiaco, por lo que una taza de infusión de valeriana, puede ayudar en el tratamiento de arritmias cardiacas e hipertensión; siempre consultando primero a un médico especialista.

Se ha utilizado la infusión de valeriana para tratar malestares digestivos a causa de nerviosismo, incluso como apoyo en el tratamiento contra la anorexia y/o bulimia nerviosa.

 

Contraindicaciones.

El efecto de relajación de la infusión de valeriana puede llegar a causar somnolencia o aletargamiento, por lo que no debe ingerirse si se desarrollan actividades que requieran estar alerta del entorno, como conducir, manejar herramienta delicada o en la operación o coordinación de maquinaria pesada.

Aunque no se tienen documentados casos de afectaciones mayores a causa de la valeriana, no se recomienda prolongar los tratamientos por lapsos mayores a diez días. Se recomienda consultar con un médico antes de reiniciar cualquier tratamiento con esta planta.

Bajo ninguna circunstancia se debe consumir en conjunto con medicamentos contra la depresión, ansiedad, antiepilépticos, somníferos o tranquilizantes.

6 Comentarios

  1. Vanesa
    • admin
  2. Asunción
  3. Mario
    • admin

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DMCA.com Protection Status