Preparación

Ingredientes:

  • 1 o 2 cucharaditas de hierba seca
  • 1 taza de agua

Pasos para elaborar la infusión de verbena:

  1. Llena  un cazo, con 1 taza de agua y lleva a ebullición.
  2. Al hervir, añade 1 o 2 cucharaditas de hierba.
  3. Deja hervirlo unos 3 minutos. Luego, apaga el fuego.
  4. Tapa y deja en reposo unos 3 minutos aproximadamente.
  5. Finalmente, cuela y sirve.

Puedes agregarle endulzante si quieres.

 

Propiedades y beneficios

Esta planta, “Verbena hybrida”,  tiene propiedades depurativas y un alto poder diurético, favorece a eliminar los líquidos que nos sobran en el cuerpo y también permite que tengamos un hígado y unos riñones en perfecto estado.

Asimismo, tiene propiedades antinflamatorias, antisépticas, antiespasmódicas, antibióticas, antirreumáticas, antioxidante, antianémica y antitumorales, y además, posee acción diaforética y expectorante. Debido a aquellas, se puede mencionar que trae beneficios para las infecciones de la boca, la piel y para las enfermedades del hígado, así como para las que son buco faríngeas, sobre todo las relacionadas con los dientes y las encías.

A parte de lo mencionado anteriormente, tiene el beneficio de ser sedante, generar un efecto relajante y calmante para el organismo, mitiga el dolor, ya que ayuda a levantar el ánimo y relajarnos, regular el sistema nervioso, disminuir la tensión nerviosa o el dolor del nervio ciático, aliviar dolores de cabeza, de espalda, de garganta, y la migraña junto con sus efectos, como el insomnio.

También su uso es propicio para diminuir zonas doloridas por traumatismos, para esguinces, desgarros musculares, tendinitis, entre otros.

La planta permite reducir dolores de garganta, la amigdalitis, faringitis y los gargarismos. Para ello, se puede elaborar una infusión de una cucharada y media de hojas secas por taza de agua.

No sólo eso, sino que también favorece a la digestión (evitar sensación de pesadez, entre otros), a la absorción de los alimentos, y hasta también se la utiliza en las contracciones del parto, incrementa la producción de la leche materna y evita las menstruaciones dolorosas.

Por último, es un excelente tónico ideal para recuperarse de enfermedades crónicas.

 

¿Es bueno para el pelo?

En el cabello, sirve para estimular el crecimiento del cabello, incluso en áreas donde ya se había perdido pelo anteriormente.

Se puede preparar en infusión vertiendo 1 litro de agua caliente sobre un puñado de hojas de verbena y mantener tapado por 15 minutos. Luego, se la aplica unas horas antes del lavado y se la deja actuar. Otra manera es introducir las hojas en una licuadora con acondicionador, dejar que se mezcle y después, colocarlo en el cabello durante unos 15 minutos y enjuagar.

 

Contraindicaciones

Su uso indebido o en dosis superiores, presenta problemas de toxicidad, puede producir abortos durante el embarazo, resultar vomitiva y reducir los niveles de la hormona estimulante de la tiroides, causando síntomas semejantes al hipotiroidismo.

Cabe destacar que la planta está contraindicada para las embarazadas, mujeres en estado de lactancia, para aquellas con metrorragia (sangrado vaginal excesivo) o endometriosis y personas hipotiroideas.

Ademas, su ingesta puede interferir con algunos medicamentos para la hipertensión.

Siempre se recomienda consultar a un médico facultativo.

Write A Comment